¿Cómo será mi Terapia Psicológica?

1-Primera fase: recogida de información y diagnóstico

Para conocerte necesitamos saber tu contexto, también evaluamos en que momento de la enfermedad te encuentras.
Es necesario conocer muy bien tu personalidad previa, el tipo de familia en el que te has desarrollado, tu red social, cómo son tus amistades, los síntomas, los desencadenantes del problema,tus gustos y aficiones,… etc.
(En esta fase, si eres menor de edad, la familia es de gran ayuda, puesto que podrá aportar información complementaria muy valiosa). También, el terapeuta puede considerar en esta fase si es necesario que la persona vaya al psiquiatra y/o reciba apoyo nutricional.
Esta primera etapa terminará cuando el terapeuta se haya formado una idea clara del problema.
Por eso es importante no pretender que ocurran cambios nada más comenzar, ni valorar la eficacia terapéutica en las primeras sesiones, puesto que son para llegar a un correcto diagnóstico y no para provocar cambios.

2-Segunda fase: te informaremos a ti y/o a tu familia sobre lo que te pasa:

Plantearemos el tratamiento adecuado.
Te explicaremos qué hemos detectado y cómo vamos a trabajar, cómo funciona la enfermedad, que hay debajo de lo que se ve, qué partes de tu comportamiento son síntomas de la enfermedad y cuales no.
En algunos casos, tu terapeuta informará a tu familia en una sesión separada, para ayudarles a saber cómo pueden ayudarte.

3-Tercera fase: la Terapia

  • Trabajaremos contigo, abordaremos la enfermedad, tu autoestima, podrás escucharte y pensar, ordenar cosas, evaluar y replantear temas vitales, resolver conflictos, gestar cambios, adquirir herramientas y recursos, liberar cargas y crecer personalmente.
  • Se analizarán los conflictos internos, las situaciones vividas en la infancia para resolver aspectos más estructurales de la personalidad. Se buscarán los miedos ocultos, los que están en la base de la enfermedad.
  • Se trabajarán las relaciones y comunicaciones familiares, para aceptar y proponer límites sanos al entorno. Abordaremos las relaciones sociales y los vínculos con amigos y pareja.
  • Paralelamente se ejercitarán pautas sanas de alimentación, trabajando igualmente la imagen corporal, el perfeccionismo y el afán de control.
  • Según el caso y de forma puntual durante el tratamiento se citará a la familia y/o pareja para que colaboren con el tratamiento.