Sueño: trastornos e insomnio

El insomnio es un trastorno del sueño que se caracteriza por al dificultad para dormir.

¿Qué trastornos del sueño existen?

Existen tres grandes grupos de trastornos del sueño:

  1. Parasomnias (pesadillas, terrores nocturnos, sonambulismo, brusismo…)
  2. Disomnias (narcolepsia, apnea del sueño, síndrome de piernas inquietas…)
  3. Trastornos del sueño asociados con procesos médicos o psiquiátricos (Parkinson, insomnio familiar mortal, epilepsia…)

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es la falta de sueño nocturno, es uno de los trastornos del sueño y es un síntoma (no una enfermedad) que, si se cronifica, puede llegar a condicionar o limitar la calidad de vida de una persona.

Si padeces insomnio, puede que uno o varios de los siguientes factores estén influyendo:

  • Tienes depresión o síntomas de ansiedad.
  • Padeces enfermedades físicas como patologías del corazón, pulmón, artrosis, asma…
  • Tomas muchos medicamentos o haces un consumo abusivo de estimulantes del sistema nervioso (cafeína, teína, tabaco…).
  • En tu dormitorio no hay unas condiciones de luz, temperatura, ruido… adecuadas para favorecer el sueño o acabas de cambiar de cama o lugar habitual donde dormías.
  • Realizas cenas copiosas o, por el contrario, te vas a la cama con el estómago vacío.
  • Tienes excesiva estimulación antes de ir a dormir o “te llevas las preocupaciones a la cama”.
  • Pasas mucho tiempo en la cama o haces siestas de larga duración por el día.
  • Realizas pocas o ninguna actividad por el día.

¿Cuáles son las formas que puede adoptar el insomnio?

  1. Tienes dificultad para conciliar el sueño (es el más común).
  2. No tienes problemas para dormirte pero sí para mantenerte dormido ya que tienes despertares frecuentes a lo largo de la noche.
  3. Te duermes fácilmente, pero te despiertas muy temprano, sin posibilidades de volver a conciliar el sueño.

¿Qué consecuencias tienen los trastornos del sueño?

  • Ansiedad
  • Cansancio
  • Somnolencia durante el día
  • Irritabilidad
  • Disminución del rendimiento intelectual (atención, comprensión, memoria…)

¿Qué puedo hacer si tengo trastornos del sueño?

Si has sido valorado por un médico y han descartado cuestiones físicas o ambientales que puedan explicar porqué no duermes de manera adecuada, es el momento de plantearse la posibilidad de que sea un factor emocional o psicológico el que está provocando este síntoma. Puede ser que tengas problemas para dormir porque la ansiedad te lo impide o porque tienes síntomas depresivos de base, o que las preocupaciones te las “llevas a la cama”. Cualquiera de estas razones es motivo para empezar un proceso psicológico que te permita abordar esas cuestiones emocionales que te impiden dormir.

Puedes llamarnos o escribirnos un mail. Te ayudaremos a resolver este problema tan limitante como es el insomnio.