La Crisis de Pareja

La crisis de pareja

Una pareja, va a pasar por distintas etapas o fases y  puede atravesar diferentes crisis a lo largo de su historia. Dichas crisis son una oportunidad para el cambio, ya sea fortaleciendo aún más el vínculo o, por el contrario, poniendo fin a dicha relación.

La Crisis de Pareja

Cuando se decide acudir a Terapia de Pareja, lo más probable es que haya intentando previamente buscar soluciones a sus problemas o dificultades. Por tanto, la pareja que llega a consulta ha realizado ya intentos más o menos frustrados de salir de su situación de crisis.

Muchos de los problemas que traen las parejas aparecen en un momento de transición en el ciclo vital, por ejemplo: iniciar una convivencia, tener un bebé, el hijo empieza a ir al colegio, el segundo hijo, un hijo se independiza, familias reconstituidas, entre otros.

¿Cuáles son los problemas de pareja más frecuentes?

  • Peleas o discusiones constantes, el ambiente que se vive es de frustración y tensión.
  • Indiferencia hacia el otro. Cada uno hace su vida, el espacio de pareja es mínimo y no se cuida. Se vive en soledad, aislamiento.
  • En parejas con hijos, el rol de padres invade o dificulta el espacio de la pareja.
  • Problemas de comunicación.
  • Problemas de sexualidad.
  • Uno de los miembros de la pareja sufre celos patológicos.
  • La confianza se ha roto a causa de la infidelidad de un miembro de la pareja.
  • Dependencia emocional de uno o los dos miembros de la pareja.

Si este es un ejemplo de lo que os pasa, habéis intentado soluciones y no encontráis la manera de generar un cambio, es el momento de que os planteéis la ayuda de un profesional.

¿Cómo es la terapia de pareja?

Os ofrecemos un espacio para pensar en las dificultades que imposibilitan que la pareja evolucione. 

También servirá para que descubráis aspectos que teníais olvidados, como los puntos fuertes de la pareja o las cosas que os unen.

La terapia permite que en lugar de estar pendiente de lo que el otro tiene que cambiar, uno se centre en cual es su parte de responsabilidad y cómo puede modificar para mejorar la situación.

Por último, os ayudará a averiguar si lo que os pasa es una crisis puntual, habitual en el ciclo evolutivo de la pareja, o es el momento de finalizar vuestra relación y si, tenéis hijos en común, podáis llevar este proceso de separación o divorcio de la mejor manera posible para que ellos no salgan perjudicados.

“El amor es un viaje.
Cada cual hace su camino,
Pero es grato acompañarnos”.

FINA SANZ
“Los vínculos amorosos” 1995

.