La distribución energética de las comidas

la distribución energética de las comidas.

La distribución de la energía a lo largo del día ha de repartirse de forma equilibrada. Las recomendaciones son realizar tres comidas más fuertes: desayuno, comida y cena, y de dos a tres menos copiosas: almuerzo, merienda y recena. Es conveniente adaptar las comidas al estilo de vida y horario de cada persona, pues habrá […]