¿Qué es el Psicodrama?

El Psicodrama es el procedimiento por medio del cual se puede ayudar a una persona a explorar las dimensiones psicológicas de sus problemas, por medio de la “representación” de sus situaciones conflictivas, en vez de sólo hablar de ellas (Blatner, H., Psicodrama. Cómo utilizarlo y dirigirlo. Editorial Pax-México, 1980, página 1).

Efectivamente, el objetivo es que las personas que conforman los grupos de psicodrama, puedan mirar sus heridas vinculares primarias y sus problemas actuales en un lugar protegido, el grupo, y, a través del mismo, puedan observar cómo se relacionan, cuáles son sus respuestas ante la vida y aprendan a desarrollar sus potencialidades.

Se permite crear un escenario (ficticio) dónde intentar “un como si…”, permitiendo que puedan explorar nuevas formas de relacionarse consigo mismos y con los demás.

Con la técnica psicodramática es el cuerpo y la acción y, no tanto la palabra, la que genera una movilización en el individuo. A través de la acción, la persona es más creativa, espontánea, se centra en el “aquí y ahora” y esto permite en mayor medida el encuentro con otras personas.

¿Qué se pretende a través del psicodrama?

“Sentir, nombrar e identificar lo que pasa por dentro es el primer paso para la recuperación”.

Cómo decíamos, el propósito con los grupos de psicodrama, es crear un espacio para que se dé el ENCUENTRO entre personas.

Es encuentro con mayúsculas porque el tipo de encuentro del que hablamos es el que se da cuando puedo mirarme y mirar al otro desde un sentimiento tan primario como la ternura.

Otros objetivos son:

  • Tomar conciencia de los propios pensamientos, sentimientos, motivaciones, conductas y estado de las relaciones personales y sociales.
  • Mejorar la comprensión de las situaciones, de los puntos de vista de otras personas y de nuestra imagen o acción sobre ellas.
  • Generar esperanza en la recuperación del problema.
  • Posibilitar las relaciones sociales de los miembros del grupo.
  • Re-significación de las situaciones, emociones…
  • Proporcionar un espacio de cuidado.

El grupo puede ser y es un complemento útil al tratamiento individual, ya que favorece la conexión con ciertas emociones reprimidas o no expresadas y, por tanto, lo trabajado en el grupo puede trabajarse más profundamente en la terapia psicológica individual de cada miembro.

¿A quién van dirigidos los grupos?

  • A adolescentes con Trastorno de la Conducta Alimentaria, que se encuentren realizando un tratamiento individual.
  • A padres/madres de personas con un TCA.

Grupos de Psicodrama: “La cura a través del encuentro”

 El grupo:

Según J.L. Moreno, el creador del Psicodrama: “lo primero es el grupo, el grupo produce la palabra, la que se convertirá en la característica central de la raza humana, considerando el grupo como punto de partida de su teoría de las relaciones interpersonales”.

En grupo una persona puede re-conocerse, ver en el otro aspectos de sí mismo incapaces de ver por sí solo, y sentirse acompañado mientras lo hace.

La capacidad de transformación que tiene un grupo es muy potente, incluso a veces llega donde en terapia individual no.

Es sanador el poder sentirse acompañado/a, reforzada/o y contenida/o por un grupo mientras me enfrento a mi daño, mis miedos e inseguridades.

La protección que me genera el grupo es muy amplia pues me permite ir al ritmo en el que puedo, e ir trabajando a través de un “otro” cosas a las que quizás yo todavía no me  he podido enfrentar.

“Enfermamos en relación y es a través de ella dónde sanamos”. Teodoro Herranz